EIN PRESSWIRE

Carlos Dorado reflexiona sobre si la inversión de EE.UU. frenaría la migración en Centroamérica

“At Italbank we believe in traditional values: work, education, sports and entrepreneurship, as engines of wealth generation for society in general. If we manage, through this association with UCAB, to sow and train more successful entrepreneurs every day

Carlos Dorado – President Italbank International

aparte de los problemas sociales que crea en los países destino, hay uno muchísimo más grave en el tiempo: El cambio de la fisonomía social, política y económica de un país”

— Carlos Dorado

MIAMI , FLORIDA, UNITED STATES, May 21, 2022 /EINPresswire.com/ — México le propuso a Estados Unidos unificar esfuerzos para aumentar la inversión en Centroamérica como medida para frenar la migración descontrolada, cuyas personas siempre «buscan un futuro mejor y eso, es comprensible», dijo Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio.

En los últimos años, el éxodo masivo hacia el norte ha aumentado considerablemente tras el inicio de la pandemia de covid-19, que limitó la economía de Centro y América del Sur.

Tener calidad de vida y más opciones de empleo en esta nación primermundista, atraen a quienes transitan por los países para llegar a la frontera entre México y Estados Unidos.

La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es atractiva, pero habrá que analizar su viabilidad.

Carlos Dorado, como empresario y economista, no es partidario de «regalar el pez, sino, por el contrario, de enseñarlo a pescar».

«Hemos visto a través de la historia que la solución no está en regalar, sino en formar», aseguró. De allí, que es mejor «lograr hacer un cambio a través de la educación, de instituciones fuertes e independientes, de un sistema judicial que funcione y de garantías a todos por igual, y un tejido empresarial eficiente«.

Su experiencia en el mundo de los negocios y su formación académica, le indican que lo anterior no ocurre de un día para otro.

«Y no creo que sea responsabilidad de un solo país. Es una responsabilidad global, si queremos que no queramos convertirnos planetariamente en un gran desierto de pobreza con pequeños oasis de grande riqueza», explicó

Dar dinero, sin objetivos, a mediano y largo plazo, no funciona, no genera desarrollo y bienestar global, sino corrupción, y continuarán las movilizaciones, «como las que estamos viviendo y a largo plazo termina cambiando la fisonomía de una nación», sentenció Carlos Dorado.

–¿En realidad frenaría la migración?

-El problema surge cuando la alternativa no es me voy a Italia o a Francia porque me pagan mejor o porque voy a lograr una superación personal. Pero si no voy no pasa nada, porque en mi país estoy bien. Lo grave es cuando me voy impulsado por la necesidad, por la miseria, porque no cubro los requerimientos mínimos de sobrevivencia para mi familia, o cuando esta corre peligro de muerte debido a la violencia del mismo, o porque no me siento seguro, porque hay una justicia que está en manos de una elite. En este caso, la persona desesperada está dispuesta a caminar días, a pasar por situación de extremo peligro, solo para escapar a la realidad que vive. El problema es grave, cuando son miles y miles en esta situación, y es difícil por no decir imposible contenerlos. Solamente si apelas a la violencia extrema e ilegal, que no sería el caso. Por eso, dijo, el problema y la solución está en el origen, en lograr que ese país del cual quiere irse tenga unas condiciones mínimas. Donde dejar su tierra, su familia, sus amigos, su trabajo, su medio ambiente, pese más que una búsqueda desesperada de oportunidades.

Un plan ambicioso

El planteamiento de AMLO a Estados Unidos es viable, pero depende de varios elementos para su ejecución.

Carlos Dorado cree que la propuesta es «matar moscas a cañonazos. Ese dinero, que viene de los bolsillos de los contribuyentes de un país, que en teoría es eficiente y productivo, cabria preguntarse: ¿cuánto se va a procesos improductivos, estériles y en corrupción?
La historia nos demuestra que la mayoría es dinero votado a la basura».

Considera Carlos Dorado que la variable más importante para el desarrollo de una nación es la educación y la formación. «Pero los resultados se logran a mediano y largo plazo. Necesitan tiempo, inversión y estrategia».

En la mayoría de esos países atractivos para los migrantes, hay una democracia, «unas instituciones y un sistema judicial frágil, donde se renueva cada 4, 5 o 6 años. Por lo cual, los políticos de turno están más pendiente del corto plazo que del largo plazo», expresó Carlos Dorado.

-Por consiguiente, la educación, el fortalecimiento de las instituciones, la inversión en proyectos a largo plazo no es de su interés. Su objetivo, es lograr ganar, con mucha demagogia, populismo y prometiéndole todo a una población, que por su bajo nivel de análisis: o se lo cree, o quiere creérselo. Mi madre decía: «Nadie promete tanto como el que no piensa cumplir». Al final, en una gran mayoría de casos, el más demagogo y populista es el electo. Es el perro que se muerde la cola, y cada vez los males del país se agravan, y se busca otro que prometa solucionarlo, y se agravan de nuevo, y buscan otro, y es lo que yo llamo, la «rueda de la pobreza».

La migración…

La migración controlada es necesaria para muchas economías, sobre todo aquellas desarrolladas, donde por su nivel social, por un lado, y su envejecimiento poblacional, hay trabajos que cubrir con inmigración, indicó Carlos Dorado.

«Pero lo anterior tiene que ser planificado, y tiene que haber una estrategia clara en cuanto a: cuántos se necesitan, qué cualidades se requieren y dónde buscarlos«, señaló Carlos Dorado.

Cuando la migración es desordenada, y en cantidades exageradas, «aparte de los problemas sociales que crea en los países destino, hay uno muchísimo más grave en el tiempo: El cambio de la fisonomía social, política y económica de un país».

Al ser muchos y constantes en el tiempo, van asentándose, llegan a tener una influencia social, política y económica importante, hasta un punto, donde pudiese llegar a ser tan importante o mayor que la de los nativos del país que los acogió.

«Esto no sería grave, si la migración fuese de un país desarrollado a uno subdesarrollado o en vías de desarrollo, pero cuando es al revés es preocupante. Por eso yo digo, que la migración tiene que ser desde los países desarrollados a los subdesarrollados, y no me refiero a personas, sino emigración de conocimientos, tecnología, infraestructura, eficiencia, procesos, inversión. Hay es donde estaríamos enfrentando el problema en la raíz, y donde estaríamos llevando los países subdesarrollados a niveles de desarrollo. ¡Lo contrario sería seguir ampliando el desierto!», puntualizó Carlos Dorado.

Carlos Dorado
Organizacion Italcambio
email us here

Carlos Dorado reflexiona sobre si la inversión de EE.UU. frenaría la migración en Centroamérica 1